En el pasado te hemos contado acerca de cómo preparar tu piel para la depilación definitiva, en ese post te contamos que algo importante cuando comienzas el tratamiento es afeitar la piel 1 o 2 días antes de cada sesión de tratamiento, esto pues los vellos deben tener 1 o 2 milimetros de largo. Sabemos que el tener que pensar en afeitarte durante el transcurso del tratamiento puede sonar complicado, en especial por la irritación, las cortadas, los vellos encarnados y otros problemas que aparecen al afeitarse. A continuacion vamos a explicar los principales errores al afeitarse que al evitarse pueden hacer esta experiencia una menos complicada.

Se puede pensar que afeitarse no es exactamente una ciencia compleja. Sin embargo existen algunos errores que no debes cometer si quieres mantener tu piel saludable cuando la afeitas. Si evitas los errores que vamos a comentar a continuacion vas a poder tener una piel más saludable, sin importar si eres hombre o mujer los consejos que tenemos a continuacion son utiles para ti:

Presionar la cuchilla contra tu piel

Cuchillas de afeitar

Cuchillas de Afeitar, credito: eShave Safety Razor via photopin (license)

Las cuchillas de afeitar han sido diseñadas de tal forma que pueden hacer su trabajo sin necesidad alguna de aplicar presión sobre tu piel, la mayoría de ellas ya tienen 3 o 4 cuchillas diseñadas con suficiente filo como para no necesitar presión. El aplicar fuerza o presión cuando nos afeitamos puede llevar a que lastimes tu piel y aparezcan cortadas, foliculitis y dolor.

El mayor riesgo cuando se comete este error es el de una cortada, las cuales son comunes en las piernas pues debido al ángulo en el que se encuentra la cuchilla el aplicar fuerza puede llevar a una cortada con mucha facilidad. Recuerda, solo necesitas pasar la cuchilla cerca de la piel.

Afeitarse sin preparar la piel

Cuando hablamos de la preparacion de la piel para el afeitado estamos hablando de no haber colocado agua caliente sobre nuestra piel antes de comenzar a afeitarnos. No es suficiente tomar un poco de agua caliente y colocarla sobre nuestra piel, lo ideal es que la piel de la zona que vamos a afeitar este en agua caliente por 2 o 3 minutos, por eso es preferible afeitarnos después de un baño caliente, sin importar la zona.

El agua caliente permite que los poros de nuestra piel se abran, eso permite que el afeitado sea más sencillo y potencialmente menos doloroso. Adicionalmente el tener los poros abiertos puede prevenir la aparición de foliculitis e irritación.

Afeitarse en contra del vello

Afeitarse contra el vello

Afeitarse contra el vello, credito: . via photopin (license)

En este aspecto existen muchos mitos, el más común es que al afeitar en contra del sentido en que crecen los vellos los mismos aparecen de nuevo pero más gruesos, esto no es correcto, parece de esta manera por el ángulo en que aparece el vello. El argumento más importante para no recomendar afeitar los vellos en contra del ángulo en que nacen es que esto aumenta la probabilidad de aparición de vellos encarnados.

Este consejo es importante para los hombres, especialmente en la zona del cuello donde la aparición de vellos encarnados y foliculitis es muy común.

No Exfoliar tu piel

Exfoliar la piel es muy importante si se están utilizando métodos no definitivos para remover los vellos y esto sin importar en qué zona del cuerpo estas eliminando los vellos. La exfoliación permite remover las células muertas de nuestra piel, además de liberar los poros de impurezas lo que permite conseguir una salida más sencilla de los vellos.

Cómo exfoliar tu piel? puede sonar complicado, pero puedes hacerlo de forma rápida con guantes exfoliantes que encuentras en cualquier supermercado.

Conclusión

Entendemos que es complicado tener que afeitar tu piel mientras estás en tu tratamiento de depilación IPL, pero evitando estos errores pueden tener una piel más saludable y evitar tener cortadas, irritación o foliculitis.